martes, 28 de octubre de 2008

Salvaje ayer.


Cuando tuve la sal no tuve el agua para llenar el mar,
cuando tuve el agua no tuve la sal para llenar el mar,
cuando tuve el mar no tuve la idea,
cuando tuve la idea tenía en la boca
de diez mariposas,
tres de ellas locas.
De donde viene el color de la rosa,
no de aquella que lastima las fosas sepulcrales donde reposa
la pena delgada entre la noche y la nada,
sino de la que da en la mañana
calor de entrelazada mesura y destreza, regada de valles tallados en bosques.


Quise saber de que estrella caía la lluvia,
pinté sin fanatismo cada collar de aceitunas
para que en sus ojos no falte ni una sola señal
de paz y hermosura.
En la boca una ola me lleva cada una de las palabras
que pesco en la orilla,
de arena y de conchas
se forran mis encías.
Cuando el mar nos buscó
nos encontró vacías.

El cielo no reza canciones de cuna,
arrebata de las pupilas
el último sol eterno
y en campos de flores secas
regala entusiasmo en frascos de sonrisas
con manchas repletas,
colgada de un alto vuelo
huye la paloma del viento.

El simple espacio entre sus labios y los míos,
esa grieta de tiempo escrito con crayones de cera
por un niño de tres años.
No deberían existir unos labios que le correspondan
cuando otros me corresponden a mí.
Debimos ensamblarnos pero en vez definitoria

en el instante siguiente de empezada la historia.


Tuve el azúcar en mis manos
y un cometa armado con partes iguales
recogidas en mis ensueños.
No pude insistir en el encuentro
de un cuerpo dividido en besos,
ya no puedo tomar al ave por las espaldas
sin querer dejarlo libre danzando entre velos
de un dios semi cierto repleto de errores,
repleto de aciertos.
Como el mejor de tus besos,
como el más cruel recuerdo.


Clítoris Pensante

2 comentarios:

Fredo dijo...

Tardé en encontrar la manera de firmar, esto no es como el flog, hubo que pensar primero, así no vale. Pelada estuve al borde de la muerte, vi la luz al final del túnel y estaban Tu Sam, la Closterboer y el chileno que hace novelas, un flash. Mucho suero, al pedo porque cada vez estaba peor y con un puñadito de sal la zafé. Personal me cagó el crédito por segunda vez, definitivamente me sumo a Movistar. La idea era hablar sobre el poema, pero leí una estrofa y me apuré para tener la primera firma, cosa poco probable si sigo tardando tanto, besote.

G

Gigi dijo...

"Cuando tuve la sal no tuve el agua para llenar el mar,
cuando tuve el agua no tuve la sal para llenar el mar..."

que buen ejemplo de que somos un gran grupo de gatas/os floras/os!!! jajajaj

me gusto mucho muchachia!!

beshotes miles de milionessssssss!!!!

Gigita Gaviotita